¿ Cómo ejercito mi derecho de pertenencia?


20160512_110748-1.jpg

Derecho de pertenencia. ¿ Cómo me hago con él ?, ¿ Cómo lo ejercito?, ¿ Cómo ocupo mi espacio en la familia, en el ámbito  laboral, en la vida ? Todas las soluciones pasan por la TOMA DE CONCIENCIA.  Toma de conciencia en primer lugar del nudo energético que se ha creado. En el caso de la no pertenencia nos acompaña, casi siempre, desde el momento de la gestación. Incluso una madre puede desear conscientemente a un hijo, pero a otros niveles inconscientes puede no amarlo realmente, y sí quererlo para ser parte de una familia, o por satisfacer lo deseos de algún miembro de la familia, o bien puede sentir temor y rechazo… En otras ocasiones se trata de memorias de vidas pasadas o bien de temores o rechazos a la maternidad de otras mujeres de la familia  (ancestros) que se mantienen en el tiempo y pasan de generación en generación. Sea cual sea el origen, la solución es, tras la TOMA DE CONCIENCIA,  la ACEPTACIÓN, y DARSE PERMISO UNO MISMO PARA SER Y PERTENECER. PEQUEÑOS ACTOS CONSCIENTES DIARIOS, EN LOS CUALES NOS DAMOS PERMISO PARA SER Y PERTENECER DAN LUGAR AL CAMBIO.